“LO QUE NECESITAMOS AHORA ES QUE LA TECNOLOGÍA QUE SE CREE TENGA LA VISIÓN FEMENINA”

Sorey García es Ingeniera informática, trabaja desde su casa desarrollando aplicaciones móviles y desde hace 10 años lidera la Fundación Avanet, un sueño que nació de esa pasión que sentía por la tecnología y también por compartir conocimiento. Con un equipo de desarrolladores de software da talleres en el país a quienes no tienen oportunidad de estudiar alguna profesión relacionada a la computación.
Le encanta enseñar y siempre estar rodeada de personas que quieren aprender algo nuevo. Y el mejor espacio que pudo encontrar y también propiciar fueron las comunidades tecnológicas, esas mismas que hoy suman más de 30 y que cada semana se reúnen en diferentes espacios de la ciudad a aprender sobre esos temas que más los inquietan.
“HACE 10 AÑOS, MEDELLÍN SE MOVÍA MUCHO CON COMUNIDADES PEQUEÑAS QUE NOS REUNÍAMOS ALREDEDOR DE CUALQUIER TEMA, NO TENÍA QUE SER CONOCIMIENTO. CADA AÑO TENÍAMOS UN EVENTO QUE REUNÍA A MÁS DE 1.000 PERSONAS EN EL PARQUE EXPLORA. CREO QUE FUE ALGO MUY BONITO PORQUE SIEMPRE PIENSO QUE AHÍ EMPEZÓ LA EPIDEMIA DEL CONOCIMIENTO EN MEDELLÍN. ESO FUE LO QUE ME LLEVÓ A MÍ A DEDICAR MI VIDA A ESTO DE COMPARTIR CONOCIMIENTO”.
“Hoy en día, que Ruta N esté gestando la unión entre las comunidades es maravilloso. Nunca imaginé que fueran tantas comunidades enseñando cosas distintas, no solo desarrollo de software. Es muy bonito ver eso porque son las mismas personas las que están haciendo que Medellín salga adelante”.
Sorey ha reunido diferentes experiencias trabajando en tecnología pero no duda en celebrar lo que está pasando con la llegada de compañías disruptivas a Medellín. Ver que llegan a ofrecer oportunidades para esas personas que están entusiasmada con la tecnología y que buscan mejores oportunidades, en resumen: mejor calidad de vida.
“Ha sido un gran logro ser mamá, permanecer trabajando desde mi casa gracias a la tecnología, seguir siendo líder de comunidad y ayudar a otros desarrolladores cuando comparto conocimiento”. Así lo reconoció también Microsoft. Sorey fue la primera mujer en Latinoamérica en ser reconocida por apoyar a las comunidades con esta tecnología. Entre sus planes está seguir esa “epidemia del conocimiento” como la llama. Solo tiene una misión y es hacerle entender a esas personas que lo que saben es conocimiento valioso que pueden compartir con otras personas. No es una tarea fácil y tampoco esperan que lo sea. Pero cada vez que Sorey logra reunir a más y más personas en una comunidad, esa esa la verdadera alegría que le genera el trabajo hecho con pasión.
“Ha sido un gran logro ser mamá, permanecer trabajando desde mi casa gracias a la tecnología, seguir siendo líder de comunidad y ayudar a otros desarrolladores cuando comparto conocimiento”. Así lo reconoció también Microsoft. Sorey fue la primera mujer en Latinoamérica en ser reconocida por apoyar a las comunidades con esta tecnología. Entre sus planes está seguir esa “epidemia del conocimiento” como la llama. Solo tiene una misión y es hacerle entender a esas personas que lo que saben es conocimiento valioso que pueden compartir con otras personas. No es una tarea fácil y tampoco esperan que lo sea. Pero cada vez que Sorey logra reunir a más y más personas en una comunidad, esa esa la verdadera alegría que le genera el trabajo hecho con pasión.

CONOCE MÁS HISTORIAS EXTRAORDINARIAS