“MIS PASIÓN ES LA EDUCACIÓN, LOS NIÑOS Y LOS JÓVENES… ME SOÑABA TRABAJANDO EN ESTO, DISFRUTANDO COMO LO ESTOY HACIENDO AHORA”

Sandra es Licenciada en Educación y trabaja como docente en la Institución Educativa Sol de Oriente. A veces no le alcanzan las pocas horas que dura la jornada escolar para encontrar una sonrisa y la motivación de sus estudiantes, eso que hace que cada día regresen movidos por la emoción del conocimiento.
Ella hace parte de un grupo de 99 maestros de Medellín que pasaron por el Laboratorio de innovación en Educación. Con proyectos donde se preocupaba por el medio ambiente y también las energías alternativas, llegó hasta Ruta N para compartir las iniciativas en las que, desde Sol de Oriente, trabajaban ella y sus estudiantes.
“TENGO QUE LOGRAR QUE ESTOS NIÑOS PROYECTEN LO QUE ESTÁN APRENDIENDO A LA COMUNIDAD, QUE UNOS SIENTA UNA GRAN TRANSFORMACIÓN EN ELLOS. Y QUE CUANDO YO ME RETIRE LAS COSAS CONTINÚEN. LAS IDEA ES QUE LOS PROYECTOS SIGAN BIEN HECHOS”.
“Participé en el concurso ¨Maestros que Inspiran¨ y nos dieron la posibilidad de viajar a Argentina a socializar el proyecto que estábamos desarrollando en el colegio. Fue muy interesante conocer personas con muchas experiencias que le aportan a uno, pero también es muy gratificante saber que mi experiencia puede ayudar a transformar la visión de la educación”.
De sus años de trabajo en la academia, la profe Sandra agradece lo que hace, especialmente en esos días en que encuentra a quienes fueron sus estudiantes ya en aulas de universidades. Es un sentimiento que dice no poder explicar con palabras, solo ella lo siente, tal vez esa sensación que deja el deber cumplido.
No todos los son días así, pero como sus estudiantes, siempre recuerda por lo que se dedicó a esto. Y si algo agradece ella de la transformación que ve en Medellín es ese apoyo que encuentra en Instituciones de la ciudad. “Ruta N es muy valioso porque llega a dar una cantidad de herramientas, nos muestra que con los que tenemos sí podemos trabajar”, dice Sandra. Siempre está pensando qué más le puede enseñar a los niños y cómo puede prepararlos mejor para el mundo, es fiel creyente de ese talento que está formando para el futuro y también es consciente del poder, que desde ese colegio en el Oriente de Medellín tiene para transformar realidades.
No todos los son días así, pero como sus estudiantes, siempre recuerda por lo que se dedicó a esto. Y si algo agradece ella de la transformación que ve en Medellín es ese apoyo que encuentra en Instituciones de la ciudad. “Ruta N es muy valioso porque llega a dar una cantidad de herramientas, nos muestra que con los que tenemos sí podemos trabajar”, dice Sandra. Siempre está pensando qué más le puede enseñar a los niños y cómo puede prepararlos mejor para el mundo, es fiel creyente de ese talento que está formando para el futuro y también es consciente del poder, que desde ese colegio en el Oriente de Medellín tiene para transformar realidades.

CONOCE MÁS HISTORIAS EXTRAORDINARIAS