“LUEGO DE 25 AÑOS EN LA ACADEMIA, PUEDO DECIR QUE MI PROYECTO DE VIDA HA TENIDO UN SENTIDO”

Carlos Palacio llegó a la Universidad de Antioquia hace más de 40 años como estudiante de pregrado y, desde entonces, toda su vida profesional se ha desarrollado en la Facultad de Medicina. Este médico psiquiatra, que hoy se desempeña como decano de la Facultad, tiene a su cargo más de 2.000 estudiantes y 55 grupos de investigación que son importantes generadores de conocimiento científico para la región y para el país.
Su experiencia en proyectos de ciudad como Telesalud, en el que Ruta N participó como ejecutor de regalías, le ha enseñado la importancia de la articulación al interior del ecosistema CTi para sacar adelante lo impensable, en este caso, tener a los hospitales de 123 municipios del departamento conectados con instituciones de salud de tercer nivel de complejidad, disminuyendo los tiempos de diagnóstico y atención en especialidades como medicina interna, cirugía, ortopedia, pediatría, ginecobstetricia y psiquiatría. Ya son más de 85.000 pacientes atendidos solamente en Antioquia, y el proyecto ya está siendo implementado en otros departamentos del país.
“IR A TERRITORIOS Y VER EL IMPACTO ES MUY SATISFACTORIO. PERSONAS QUE NUNCA HAN TENIDO ACCESO A ESPECIALISTAS POR AÑOS, QUE SUFREN UNA ENFERMEDAD CRÓNICA... VER LA SATISFACCIÓN DE ESAS PERSONAS CUANDO SE LES BRINDA ESTE TIPO DE ALTERNATIVAS ES REALMENTE LO QUE ENTUSIASMA A SEGUIR EL TRABAJO”
Lo más difícil en este tipo de proyectos es convencer a todos los involucrados a mirar más allá de sus intereses. “Tenemos que tener una conciencia mucho más colectiva, trabajar más en equipo. Somos una sociedad donde la particularidad prima sobre la generalidad”, dice Carlos, orgulloso de tener como aliados a la Secretaría de Salud de Medellín, la Universidad CES, la Universidad Pontificia Bolivariana, la Cruz Roja, Ruta N y Ubiquo Telemedicina en el proyecto de Telesalud.
De todos sus logros en la academia, Carlos se siente especialmente orgulloso de su trabajo entorno a las conductas suicidas, pues en ese grupo de investigación pudo generar conocimientos para impactar un tema tan importante en cuanto a salud mental. Hace 10 años nunca se hubiese imaginado haciendo otra cosa, pero las circunstancias lo fueron llevando hacia áreas más administrativas dentro de la misma academia, y fue así como hizo parte de la creación del Instituto de Investigaciones Médicas de la Universidad de Antioquia, encargado de gestionar y promocionar todas las políticas de investigación de la institución.
Para los próximos 10 años, el decano sueña con un verdadero cambio cultural y social “en el que podamos tener una ciudad que nos brinde mucho más bienestar y calidad de vida”. Mientras tanto, piensa seguir apostándole a la investigación y la generación de conocimiento como el verdadero poder transformador de una sociedad. Eso es lo que sueña para Medellín. ¿Y para sí mismo? se ve sentado, leyendo, viendo fútbol, mirando para atrás y sintiéndose como que realmente vivió.
Para los próximos 10 años, el decano sueña con un verdadero cambio cultural y social “en el que podamos tener una ciudad que nos brinde mucho más bienestar y calidad de vida”. Mientras tanto, piensa seguir apostándole a la investigación y la generación de conocimiento como el verdadero poder transformador de una sociedad. Eso es lo que sueña para Medellín. ¿Y para sí mismo? se ve sentado, leyendo, viendo fútbol, mirando para atrás y sintiéndose como que realmente vivió.

CONOCE MÁS HISTORIAS EXTRAORDINARIAS