• Inicio
  • Tendencias
  • Empresas de más de 60 países se apoyan en tecnología paisa para tomar mejores decisiones

Empresas de más de 60 países se apoyan en tecnología paisa para tomar mejores decisiones

13 de Junio de 2018 en Tendencias

Empresas de más de 60 países se apoyan en tecnología paisa para tomar mejores decisiones
"El mundo se volvió una competencia por el talento, ya no hay barreras de países. La diferencia no es primer y tercer mundo, sino ciudades que atraen talento y ciudades que no. Desde esa perspectiva, Medellín es como si fuera el primer mundo". Para Agustín Peláez, CEO y cofundador de Ubidots, nunca ha existido una barrera geográfica que le impida hacer lo que más lo mueve: desarrollo local para el contexto global.

Tiene clara la ventaja competitiva de Medellín como ciudad que atrae talento y capital y, por eso, junto con su socio Gustavo Angulo, logró convertir su emprendimiento de servicios de monitoreo remoto en una startups que recibió el apoyo de Mass Challenge -una de las mayores aceleradoras de empresas emergentes del mundo-, logró levantar un millón de dólares de inversión entre Medellín y Silicon Valley y lanzó un producto que hoy se usa en más de 160 empresas en todo el mundo. Y todo en menos de seis años.

Para Agustín, la labor de los ingenieros ya es "lo suficientemente difícil como para tener que ir a Internet y desarrollar toda una plataforma en la nube para gestionar los datos que captura". Por eso, Ubidots es una plataforma que habilita la toma de decisiones a empresas de integración de sistemas a nivel global. Este producto permite enviar datos de sensores a la nube, configurar tableros y alertas, conectarse con otras plataformas, usar herramientas de analítica y arrojar mapas de datos en tiempo real. Es decir, hacer una gestión completa de los datos capturados para que las decisiones que toma la compañía sean informadas y precisas.

Porque si algo tiene claro el equipo de Ubidots, es que "los datos son el nuevo petróleo, el nuevo paradigma". Para Agustín, "las empresas tienen muchos datos, pero no capturan más de la mitad porque no tienen Internet de las Cosas (IoT) para ayudarle a capturar los datos del entorno, además de los que tradicionales". Por esa necesidad -y gracias a la “evangelización” que han hecho grandes compañías como Microsoft, Amazon, Google e IBM-, Ubidots ha logrado posicionarse al punto de tener una comunidad de más de 40.000 desarrolladores y presencia en países como Argentina, Brasil, EE. UU., Inglaterra, Israel, Australia.

La mayoría de sus clientes están concentrados en las áreas de salud, agricultura, monitoreo energético e Industria 4.0. En Israel, por ejemplo, usan Ubidots Industrial para ofrece sistemas de riego inteligente y la forma en que le muestran a sus clientes que el riego está siendo más eficiente. En Colombia, hay clientes que lo usan para monitorear su maquinaria y, a partir de los datos, saber cómo aumentar su productividad.

Así, Ubidtos se ha convertido en una muestra de que “el ecosistema de acá funciona, y una empresa de Medellín puede acceder a fondos de capital de riesgo en todo el mundo”, según Agustín. Y de que Medellín tiene todo para desarrollar y atraer talento en temas de IoT y otras tecnologías habilitantes.


¿Cuáles son los retos que enfrentan startups y emprendimientos de base tecnológica, como Ubidots, para crecer?
"Personalmente, pienso que el matrimonio entre el sector público y el privado debe ser siempre ayudar al local a conquistar, y yo siento que aquí todavía estamos muy al revés, pensando cómo ayudar al primer mundo a aprovecharse de mis recursos. Es un cambio de paradigma que ojalá podamos hacer. Ruta N específicamente ha apoyado un montón a Ubidots. Qué bueno ver eso multiplicado por mil, todo con emprendedores locales".

¿Qué crees que hace falta para que grupos de investigación se animen a lanzar sus desarrollos al mercado?
"Yo pienso que es una maduración. Por ejemplo nosotros en Ubidots no nacimos aprendidos, todo es una exploración. Es no tener una actitud de 'yo sé lo que sé, yo me las sé todas', sino una actitud de 'yo sé lo que no sé', porque esa actitud permite llenar vacíos. Además, el Estado debe facilitar, articular y hacer más eficiente el ecosistema, asegurar el capital y el talento; pero dejar que el sector académico y el público vayan aprendiendo. Es un proceso de muchos años. Si vos ponés capital y talento en un horno cinco años, las cosas van a pasar automáticamente".

¿Cómo puede ayudar el ecosistema de innovación y emprendimiento de la ciudad al desarrollo de startups de base tecnológica como Ubidots?
"Primero, por el hecho de existir. El momento en que Ubidots decide ser una startup y no enfocarse en lo local, fue un tema de cultura. Yo no sabía qué era una startup, pero quería aprender de eso. Esa chispa, esa revolución local que hubo en la ciudad hace unos años, de "vamos a volcarnos a la tecnología y la innovación”, la inició Ruta N. 
Segundo, un tema de capital. Nosotros participamos en Gap to Market, una convocatoria en la que sacamos la primera versión de la plataforma que hoy llamamos educativa. Y tercero, Ruta N nos ha hecho conexiones con clientes potenciales con la Red de acceso a Mercados".


Escrito por:

María Camila Bernal

Ingrese a Ruta N