La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

TE CONTAMOS LO QUE SABEMOS DE -MARCA- EN RUTA NARANJA

27 de Diciembre de 2021 en Economías creativas y culturales, Negocios

TE CONTAMOS LO QUE SABEMOS DE -MARCA- EN RUTA NARANJA
Este texto ha sido escrito por el equipo de Ruta Naranja como un ejercicio de compartir conocimientos. Si eres experto o experta y quieres unirte a esta iniciativa, ¡no dudes en escribirnos! Esperamos que lo que aquí les contamos te sea útil en la construcción de tu negocio/proyecto/vida/quehacer/arte/ E T E C É.

 

AHORA SÍ, HABLEMOS DE MARCA

¿Qué es lo que entendemos cuando hablamos de marca? Lo primero que nos debe quedar claro es que la marca es el bien más valioso de todo el negocio y, además, es intangible. Es la proyección emocional de un producto, compañía o servicio, que en términos de identidad y representación gráfica (perceptual) en el mercado cumple dos funciones principales: la marca te identifica y te diferencia de tu competencia.


¿Cómo construyo mi marca?

22x 100

¿Por qué es importante crear una marca?

La mente humana procesa más rápidamente una imagen que una palabra. Es decir, una marca es la manera más simple y más directa de promover la presencia de un negocio, producto, servicio; es como decir "mírame 😏, recuérdame o conóceme, esto es lo que somos", sin utilizar un discurso extenso.

¿Cuándo debo renovar mi marca y por qué?

Si te has hecho esta pregunta, es porque ya llevas un par de años con la misma marca y hay varias maneras para identificar si tu marca necesita un rediseño. ¿Continúo haciendo exactamente lo mismo que cuando la creé? La teoría nos dice que cada 4 años nacen consumidores con conciencia, aquí una gran tarea para nosotros es trabajar en la sostenibilidad y fidelidad de nuestras marcas. Esto significa que el proceso de evaluación debe ser constante: de la misma manera que el ciclo de “vida” de los consumidores se renueva, así mismo debemos pensar en nuestros productos/servicios e imagen.

Otro factor importante es la coherencia: revisa si tu marca transmite ese propósito superior, ese que cuentas cuando vendes tu empresa; revisa también si transmite esa promesa que le haces a tus clientes y usuarios cuando realizar negocios con ellos. Para aclararlo un poco, si tu marca ofrece planes de relajación, sería cero coherente que tenga un nombre que transmita aventura y que use colores como rojo o un amarillo eléctrico, tal vez sería mejor un nombre sereno y confiable, acompañado de curvas y colores pasteles y fríos.

¿Por qué es importante registrar mi marca?

¿Has pensado alguna vez cuantos más hacen lo mismo que tú? ¿cuántas otras marcas se llaman como tú o parecido? Ya vimos que la marca es un descriptivo diferenciador, y como este demarca tu realidad en el mercado es importante que exista el registro para delimitar tu campo de acción y generar una mayor diferenciación frente a tus competidores. Adicionalmente, protege tu quehacer, brindando recursos legales para que nadie pueda meterse en tu cuento, al intentar vender lo mismo que tu, llevarse tu idea de producto o servicio o generar competencia desleal.

Las cosas por su nombre... logotipo, isotipo e imagotipo.

isotipo1

Logotipo (texto)

Es una representación gráfica del nombre de tu marca compuesta únicamente por elementos tipográficos. Estas tipografías vienen en diferentes formas y tamaños que expresan diferentes cualidades en las marcas. Por ejemplo una tipografía bold, es decir gruesa, expresa fortaleza y poder, una tipografía manuscrita expresa elegancia. etc. Así se podría entender que es viable que el nombre de una compañía sea su propia marca, sin más ni menos, solo hay que encontrar el tipo de letra, color y diagramación exacto para que transmita lo que se quiere.

Isotipo (símbolo)

Como lo dice el título, es una identificación icónica o simbólica de la marca, es decir, un gráfico que no necesita de un texto, nombre o logotipo. No tiene reglas, puede ser representativo o completamente abstracto, pero siempre representará a cabalidad la marca (su personalidad, sus valores, su carácter y sus principios).

Imagotipo (texto + símbolo)

Nacen de la combinación de texto y símbolo.  Imagotipo es como la relación romántica perfecta: tenemos estos dos elementos, tanto texto como símbolo, y se ven óptimos juntos pero de igual manera podrían funcionar separados. El isologotipo podría ser una relación codependiente, pues si separamos el texto del símbolo, no funcionan por si solos. 

¿Cuál de todas estas opciones es la mejor para mi marca?

Lamentamos desilusionarte pero no hay una fórmula exacta, correcta o incorrecta. Y para acabar de ajustar hay muchas opciones que considerar al momento de decidir qué se ajusta mejor a la imagen de una empresa; sin embargo, no todo es malo, antes al contrario, tienes mil posibilidades interesantes para crear.

Podrías orientarte mejor si tienes en cuenta esto: finalmente no se trata de cómo quieres que se vea la marca, ¿por qué te decimos esto? Porque al final la forma en que la audiencia la percibirá es lo que realmente importa y esto sucederá a partir de los diversos encuentros que cada uno tenga con la misma, es decir, el contexto, el servicio o atención al cliente, la calidad y hasta el estado de ánimo, entre otra gran cantidad de factores.

Y esto no se puede controlar completamente, así que te recomendamos que hagas ejercicios con tus públicos objetivos en los que analices las percepciones de estos sobre la misma, muéstrales diferentes opciones, con variedad de colores y ajustes en el isotipo y tipografías, eventualmente llegarás a encontrar la percepción más ajustada a lo que quieres transmitir y que haga más conexión con tus usuarios.

Otro tip, podrías empezar por revisar cómo se ve tu competencia, u otras marcas que transmitan lo que quieres llegar a transmitir algún día, y ten en cuenta que este ejercicio se puede realizar sin importar si pertenecen a tu mismo sector o a otros. Esto te dará una idea bastante clara de la categoría a la que entrarás y podrás decidir en qué dirección emprender el camino de creación.

Otros elementos de marca

Colores y formas

Los colores y las formas de hablan al subconciente de tus clientes sobre las cualidades de tu producto o servicio. 

Puede que haya algunos colores más pertinentes y acordes a la categoría de la marca y al público que se quiera llegar, per esto no es ninguna camisa de fuerza. Si al final algo funciona con los públicos, así sea lo “contrario a la teoría”, pues a por ello. Sin embargo, para romper las reglas primero hay que saberlas, te invitamos a investigar un poco más sobre la psicología del color. 

Naming

Traduciendo literal, el naming hace referencia al proceso del nombre de una marca. Este se construye con una mezcla 80% analítica y 20% creativa. ¿Por qué no es 100%% chispazo creativo? simple, porque la constitución de una buena marca debe ser significativa, distintiva, de fácil lectura y pronunciación, breve y simple, eufónica (que suene agradable), prospectiva, modular, protegible, positiva y por último, VISUAL.


Te proponemos esta fórmula:

123

  1. Ten clara tu categoría o sector
  2. No temas buscar referentes, tanto nacionales como internacionales
  3. Ten un primer acercamiento con palabras clave o conceptos (pueden ser alusivos al origen, al público objetivo, al producto o servicio o simplemente a lo que quieres que signifique *te servirán los conceptos claves de la personalidad de marca, lo veremos en un momento*.
  4. Haz una lluvia de ideas por las categorías de naming posibles:

Fundador - alusivo a el creador

Descriptivo - alusivo al negocio

Neologismo - completamente inventado

Metafórico - alusivo a una cualidad

Acrónimo - en siglas

Adaptado - con un juego ortográfico

Combinado - mezclando categorías

*No está de más que inventes tu propia categoría, ¡aquí todo se vale!

Tono comunicacional

Constituye un elemento fundamental de la identidad corporativa, se refiere al -cómo habla tu marca-. Contempla multiplicidad de elementos, así que debes preguntarte: ¿cuál será la personalidad de mi marca? (intrépida, conservadora o bohemia, etc), ¿cuál es mi público objetivo? (jóvenes estudiantes, profesionales, amas de casa, etc), ¿cuáles son mis valores corporativos? (confiable, respetuoso, sabio, etc) ¿qué recursos lingüísticos usaré? (hablar en primera o tercera persona, usaré algunas palabras siempre en mayúscula, etc)... teniendo estas claridades, aunque a grandes rasgos favorecerá a la definición del lenguaje y las frases que utilizará tu marca para comunicarse. ¡Ojo! El lenguaje va desde la conceptualización y materialización de tu imagen de marca o “logo” porque desde allí tus posibles consumidores te leerán, literalmente.


Personalidad de marca

Pensemos en tu marca como una persona, visualiza por ejemplo

¿Qué edad tendría?
¿Cuáles serían sus intereses?
¿Tendría sentido del humor?
¿Cuál sería su relación con el cliente? (Un amigo, un conocido, un maestro, un desconocido).
¿Con qué adjetivos la describirías?
¿Con cuáles no lo harías?

O si prefieres haz el siguiente ejercicio: Con la idea de tu marca en mente pregúntate… si mi marca fuera una de auto, ¿cuál sería? y cuando tengas la respuesta, di con 3 adjetivos el porqué…


Si mi marca fuera una marca de auto ¿cuál sería? _________
1._____________ 2. ._____________ 3._____________
Si mi marca fuera una marca de restaurante ¿cuál sería? _________
1._____________ 2. ._____________ 3._____________

Verás que luego de repetir el ejercicio con diferentes categorías de mercado: restaurante, comida, personaje famoso, reloj, país… etc, tendrás diferentes adjetivos parecidos entre sí, y ¡tarán! ahí están los puntos comunes de tu personalidad.

Ambos ejercicios funcionan bien juntos, lo importante es que veas a tu marca como una persona diferente de ti, entendiendo que, posiblemente el producto/servicio que ella diferenciará varía de tus gustos y preferencias personales.

¿Cómo sé que mi marca está funcionando?

Awareness e engagement son anglicismos que se usan para denominar dos herramientas que permiten hacer una medición de cómo ven tu marca sus consumidores y consumidoras.

Awareness se refiere a la “conciencia de marca” que no implica consumo o decisión de compra, simplemente reconocimiento y recordación. Una marca fuerte logra el proceso de conciencia y adicionalmente fideliza al consumidor hasta llegar a la compra. Es allí donde nace el engagement, que podría traducir como “involucramiento” e implica conciencia+uso; se refiere a la capacidad que tenemos de hablar de la marca posterior a nuestra experiencia con ella.

Si quieres que te sigamos contando más acerca de lo que nos gusta en Ruta Naranja, te invitamos a que nos sigas en redes como @rutan_med y a que te inscribas a nuestro boletín en el enlace bit.ly/boletincreativo

 

 

Escrito por:

Alejandra Restrepo y Jorge Ruiz

Ingrese a Ruta N