La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Te contamos lo que sabemos de -hacer presentaciones poderosas- en Ruta Naranja

28 de Diciembre de 2021 en Negocios

Te contamos lo que sabemos de -hacer presentaciones poderosas- en Ruta Naranja

Una presentación poderosa es aquella que logra conectar a los espectadores, sin importar si el tema del que se está hablando es de su interés. Los y las “presentadoras poderosas” desarrollan la habilidad para hilar sus temáticas en historias en las que varían el tono y mantienen un ritmo tan atractivo que despiertan y conservan el interés del público hasta el final. Cualquiera puede convertirse en un o una presentadora poderosa… aquí te compartimos algunos tips para que practiques.

2

La mayoría cree que es una habilidad de pocos y pocas o que hay una fórmula secreta, pero no. Con suficiente práctica, cualquier persona puede llenar de poder y atractivo sus presentaciones.

El primer gran dato que te daremos es que las presentaciones poderosas buscan por encima de todo de generar conexión. Y el primer tip es hablar en un tono descomplicado y sencillo, sin importar que tu temática sea muy técnica.

Imagínate que en vez de estar en un auditorio, salón o videollamada, estás en la sala de la casa, que son todos unos buenos amigos y que estás con una cerveza, o tinto, mejor tinto; explicándoles tu historia o tema, de manera que se mantengan entretenidos con tu conversación.

Recuerda con qué público estás hablando, porque la sencillez en el discurso no significa que no puedas hablar cuestiones complejas, simplemente explica en palabras que cualquiera pueda entender y si vas a introducir algún tecnicismo explica el significado de la palabra.

 

3

Lo primero es identificar si tu charla es presencial o virtual, y conforme a eso por aquí te dejamos algunos puntos a tener en cuenta antes de empezar con la construcción de tu presentación poderosa.

  1. Si es virtual elige un lugar bien iluminado y donde no haya interrupciones de sonido o en la imagen (sabemos que es imposible lidiar con el aguacatero y el mazamorrero, pero trata de mantener el espacio lo más aislado de sonido posible).
  2. Si estás en un auditorio, recuerda desplazarte por el espacio y haz un reconocimiento previo de diferentes cosas, por ejemplo: dónde el micrófono no hace eco o suena mal, puntos donde todos te vean y por los que sea seguro caminar (no queremos un tropezón en la mitad de la charla o tratar de pasar por un lugar muy estrecho).
  3. Sea presencial o físico, si hay cámaras trata de mirar y sonreír, recuerda que estás en la sala con ellos, o sea, literal te están viendo desde la sala de sus casas, oficinas, o están al frente tuyo en el auditorio. Por eso crea una conexión real, mirando a la cámara o al público y sonriendo. Esto vuelve más amena la charla.
  4. Ponte bonito o bonita, es decir, más bonito o bonita de lo que sabemos que eres, bombón. Sin importar si es virtual o presencial arréglate como si fueras a dar la charla en un espacio físico, al final casi todos estos eventos quedan grabados y qué mejor que poner tu cara más linda frente a la posteridad.
  5. Por más parchado o parchada y tomando tinto que estés con tu audiencia, recuerda evitar usar palabras vulgares u obscenas. El respeto lo es todo, además de mantener una postura que muestre la importancia que le das a tu audiencia.
  6. Si vas a proyectar una ppt, que sea solo de apoyo, no te pares a leer. Esto te hace ver mal preparado.
  7. Si estás en la virtualidad, mantén tu cámara siempre encendida y trata que no vean una ppt todo el tiempo, incluso deja de compartir en momentos donde sepas que puedes generar conexiones reales, que vean que hay un ser humano detrás. 

 

4

Hay que partir desde el amor propio, porque la verdad es que si estás invitado o invitada a dar una ponencia es porque creen en tus ideas y capacidades, pero aquí lo importante es convencer a tu audiencia y dejar una huella en sus conocimientos. Y ve mirando y aplicando los puntos que te parezcan más pertinentes de los siguientes:
  1. Todos los eventos son para que conectes con el público, pero adicional trata de identificar si es un evento para hacer networking, charlar o transferir conocimiento y piensa “¿Qué les puedo contar que no sepan antes, o con qué enfoque cuento esta temática para resaltar los aspectos más interesantes?”.
  2. Enfócate en presentar una idea novedosa, no dos ni tres, entiende cuál es la idea más potente y desarróllala durante la charla como tema principal. Sabemos que tienes mucho en tu mente y que lo quieres compartir, pero generalmente las charlas son con tiempo limitado y queremos que se lleve información concreta y de valor tu audiencia.
  3. Una buena charla debe tener un inicio potente y cierre con la misma intensidad. Por eso comienza con el aspecto más potente de tu idea y así capta la atención. Así mismo a la hora del cierre regálale al espectador un ejemplo de cómo pueden aplicar esa gran idea idea a su vida o negocio. 
  4. Durante la charla muestra tu lado humano, es decir, cuenta historias que te hayan pasado, aprendizajes o recurre a contar ejemplos, también mencionarles tres cosas que te apasionen y mueven tu quehacer o vida cotidiana y que estén relacionados a la charla. Esto logra generar una conexión real y aterrizar tus temáticas a la vida real.
  5. Recuerda que todo lo que cuentes debe ir orientado a enriquecer esa idea principal y potente que diste al inicio, por eso divide las ideas secundarias en 5 o 10 elementos que sean fáciles de recordar y que puedas ir enumerando y contando.
  6. Si puedes proyectar una presentación por favor, pero por favor, no la llenes de texto. Según Guy Kawasaki, ten en mente la regla de 10-20-30, que consiste que no haya más de 10 diapositiva, que tu idea principal sea contada en 20 minutos y que el tamaño de la letra sea de máximo 30 puntos, así evitarás llenarla de texto. Además de esto agrega videos cortos, gráficos o imágenes que la enriquezcan. Si no puedes proyectar, busca ejemplos, haz ejercicios con la audiencia y cuenta historias que hagan cambiar la dinámica de la charla, así mismo abre un espacio de preguntas sobre un tema específico e incluso usa objetos y elementos que tengas a la mano.
  7. Simplifica, ya que esta es la segunda vez que lo lees pues por favor confía en nosotros, esto es vital. 
  8. Prepárate mentalmente para utilizar el 80% de tu tiempo, recuerda que va a haber preguntas y que hay introducciones y despedidas, así que no abuses del tiempo de los asistentes.

5


My english is very malo
Recuerda que no todos manejan muy bien el inglés como tú, por lo que te recomendamos traducir aquellas definiciones en otros idiomas y llevar videos o presentaciones con subtítulos o doblados, así evitarás estar traduciendo constantemente los videos.

Eso me suena
En todas las profesiones es muy común utilizar términos que son afines a la misma, como por ejemplo: benchmark, que es una palabra muy utilizada por los profesionales de marketing. Dado que la audiencia que verá tu presentación generalmente será muy diversa, y muchas veces puede desconocer el término, te aconsejamos explicarlo al momento de nombrarlo. El benchmark es una prueba utilizada para medir rendimientos de sistemas o componentes a fin de poder compararlos.


Dame un ejemplo
Al momento de inspirar o explicar un concepto, los ejemplos son muy útiles y muy eficaces; y con el objetivo de mejorar esa eficacia recuerda utilizar ejemplos que sean del al que estás dirigiendo la charla, esto generará mayor empatía con la audiencia y el concepto será más fácil de explicar.

Escrito por:

Jorge Ruiz, Gastón Bustos y Jorge Santos

Ingrese a Ruta N