La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Sí se pueden maridar los negocios con cerveza

21 de Noviembre de 2016 en Negocios, noticias inicio

Sí se pueden maridar los negocios con cerveza

 

Después de una jornada laboral de ocho o más horas es justo que las personas piensen en descansar y relajarse. Mientras unas van directo a casa, otras prefieren hacer una parada antes de llegar a sus hogares y pasan por algún bar o restaurante para compartir con sus colegas, fenómeno que en la actualidad se ha denominado como after office.

En grandes ciudades de Latinoamérica, como Sao Paulo, Buenos Aires y Santiago, hay lugares especialmente diseñados para que los trabajadores pasen a tomar o a comer algo una vez terminadas sus jornadas laborales. Estos espacios se suelen ubicarse cerca de los centros de negocios y ofrecen promociones en días de semana.

No obstante, el término after office no se reduce únicamente a dirigirse a establecimientos comerciales pues, en una definición más amplia, se refiere a las reuniones que se dan después de la jornada laboral y que, además, cumplen una función que va más allá de pasar un buen rato.

Para David Castejón, conferencista internacional y experto en marketing estratégico, los grandes negocios no siempre se concretan en el interior de una sala de juntas, sino que, por el contrario, se dan en campos de golf o en un bar tomando unos tragos. A esto agrega que “hay que quitar el paradigma de que estas reuniones le quitan seriedad a los negocios, pues estos se hacen con base en el contacto humano y este se da de una forma más natural en un ambiente informal”.

Y es que muchas veces los negocios se dan a través de redes y conexiones establecidas entre personas, o networking, como se denomina en el lenguaje empresarial. Para que estos contactos se den de una mejor manera, Castejón apunta que “cuando se ven los ojos, la cara, los gestos de quién está detrás de un producto o un servicio, se crea un vínculo muy efectivo llamado empatía”.

Mientras estos espacios y momentos siguen creciendo en las grandes ciudades del continente y empiezan a aparecer en el país, se está logrando que la manera tradicional para generar negocios evolucione y se enfoque de nuevo en los seres humanos, para que ya no solo se conecten marcas con marcas sino personas con personas.

Escrito por:

Diego Pérez

Ingrese a Ruta N