La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

  • Inicio
  • Tendencias
  • Ni un ave ni una fruta: Kiwi es la empresa que más domicilios con robots ha hecho en el mundo

Ni un ave ni una fruta: Kiwi es la empresa que más domicilios con robots ha hecho en el mundo

14 de Julio de 2018 en Tendencias

Ni un ave ni una fruta: Kiwi es la empresa que más domicilios con robots ha hecho en el mundo
No tenían ni un solo contacto en Estados Unidos. Le escribieron a doscientas personas y solo les respondieron tres. Se fueron sin inversión. Les rebotó la tarjeta de crédito. Lo más barato que consiguieron como alojamiento fue rentar un carro por días y dormir en él. Tuvieron que dividir su tiempo para trabajar como fundadores y domiciliarios para poder cumplir. En un punto dijeron "no, esto no va a funcionar. Si nosotros seguimos así, se va a acabar la empresa". Entonces tomaron la decisión de empezar a crear robots.

Kiwi Campus nació como una aplicación común de entrega de domicilios en las universidades. Una aplicación "de estudiantes para estudiantes", como explica Diana Aparicio, Head of sales and partnerships de Kiwi, que estuvo inicialmente en Bogotá y Santiago de Chile. Las circunstancias, las dificultades por las que normalmente pasa una startup y su capacidad de aprendizaje los llevaron a ser, en solo dos años, la empresa que más domicilios con robots ha hecho en el mundo. Robots diseñados y creados por ellos.

La historia de Kiwi ha cambiado mucho y en muy poco tiempo. Aunque hoy "la reacción de la gente es increíble", como dice Diana Aparicio, e incluso hay clientes que abrazan a los robots para agradecerles su servicio; al principio fue para todo el mundo muy raro e, incluso, tuvieron que resolver problemas como que un habitante de la calle sacara la comida del robot y saliera corriendo.

Aunque hoy tienen una flota de 50 robots autónomos que ya van en su cuarta versión, con seis cámaras que graban a un rango de 250° y tecnología de deep learning; al principio sus ‘domiciliarios’ -que construían cada dos días- estaban hechos de canastas, llantas, celulares y aparatos de control remoto. Como juguetes.

Hoy se demoran solo 27 minutos en hacer sus entregas gracias a su modelo multirrobot y humano colaborativo; al principio se demoraban una hora o más en hacerlos porque dependían de la disponibilidad de los domiciliarios humanos para trabajar.

Kiwi quiere reducir el costo de los domicilios a solo un dólar. Quiere convertirse en una empresa B2B, camino que inició aliándose con una de las empresas de domicilios más grandes de Estados Unidos: Doordash. Pero lo que Kiwi quiere, sobre todo, es que Colombia se convierta en un referente de nuevas tecnologías.

Por eso, a partir de este año, decidieron pasar su base de operaciones a Medellín. Quieren, entre otras cosas, formar 50 ingenieros en carros autónomos y, por ahora, lo están haciendo en conjunto con Udacity, ofreciendo un nano degree en este tema. "Queremos que cuando la gente necesite un ingeniero de carros autónomos, alguien que sepa de Machine Learning o sea super duro en Inteligencia Artificial, no piensen en EE.UU. o en Europa, sino que Colombia empiece a estar en el mapa y se vuelva un referente para eso. Porque acá hay muchísimo talento", explica Diana Aparicio.

¿Quieres saber qué otros planes tiene Kiwi Campus con su llegada a Colombia? 

Escrito por:

María Camila Bernal

Ingrese a Ruta N