La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

  • Inicio
  • Tendencias
  • Así es recibir inversión de Corporativos: experiencia y consejos de tres startups

Así es recibir inversión de Corporativos: experiencia y consejos de tres startups

5 de Enero de 2021 en Negocios, Tendencias

Así es recibir inversión de Corporativos: experiencia y consejos de tres startups

La velocidad con la que se mueven los negocios actualmente, sobre todo los basados en tecnología, es sorprendente. Eso lo tenemos claro, así como tenemos claro que en ese mundo de los negocios, las startups y los grandes corporativos están en orillas opuestas. Pero hay un punto en el que pueden encontrarse: el Corporate Venturing (CVC).

Este es un término que involucra a diferentes mecanismos de inversión que tienen algo en común: una empresa grande y un emprendimiento, generalmente de base tecnológica, se unen en una alianza que les trae grandes beneficios en términos estratégicos y financieros a ambos.

Para Felipe Valencia, partner y CIO de Veronorte y asesor del Curso CVC, “el éxito [de estas alianzas] se da cuando una compañía es exitosa y son capaces de generar tal valor para ellas mismas, la sociedad y sus clientes, que se valorizan. El trabajo de uno [como inversionista], si bien es escoger unas buenas inversiones, también es acompañar a las startups a que sean exitosas, hacer que el emprendedor esté en el centro del negocio: es ese emprendedor el que nos hace exitosos o no con su trabajo, su apuesta y su dedicación”.

Pero, ¿qué opinan los emprendedores? ¿Cómo es esta experiencia para ellos y ellas? En la última versión de nuestro curso en Corporate Venture Capital nos reunimos con tres startups que nos hablaron de cómo es, desde su orilla, recibir inversión de un corporativo. Esto fue lo que nos contaron.

 

LEAL

LEAL

Sus consejos:

  • Si vas a recibir dinero de Corporate Venture tienes que tener mucho cuidado de no convertirte en su brazo de innovación y desviarte de la estrategia que tú como startup tienes pensada.

  • Aprende a navegar la burocracia de las empresas. Entre más te apropies del proceso y esté en tu propia cancha, será mucho mejor. Entre mejor conozcas a la empresa, mucho más sencillo será para ti.

  • Alinea intereses desde el día uno: que el corporativo tenga muy clara la visión de los fundadores de tu startup y hacia dónde quieren llevar a la compañía, y que esté dispuesto a respaldar cualquier pivot o cambio en la estrategia y cualquier decisión importante que no necesariamente vaya en función de sus intereses.

Es la plataforma de fidelización más grande de Colombia y Centroamérica. Desde 2015 proveen sistemas de fidelización a todas las empresas B2C con la misión de convertir cada transacción en una relación real con los clientes y que puedan conocer y moldear los hábitos de compra de sus consumidores. Hoy tienen 750 marcas afiliadas y 2 millones de usuarios.

Según Florence Fench, COO de Leal, la startup decidió recibir inversión de dos grandes Corporate Ventures por la industria en la que estaban intentando entrar, y tenerlos como aliados eran grandes hitos por el potencial de las relaciones comerciales que les ofrecían sin desviar su estrategia interna. “En ambos fondos encontramos una alineación muy crítica sobre lo que se quería con la compañía -cuenta-. Ninguno de los dos fondos intentó hacer de Leal una estrategia para beneficiarse internamente”.

 

PINBUS

PINBUS

Su consejo:

Maneja una expectativa de tiempos. “Estos son procesos largos, sobre todo en Colombia, porque el mercado no tiene tanta liquidez y es muy joven. Ten caja para aguantar lo que se demora esa negociación”.

Con cuatro años en el mercado, esta startup llegó a cambiar la experiencia del transporte intermunicipal. Colombia es el tercer mercado más grande de la región en cuanto a transporte terrestre (se vende casi siete veces más en tiquetes que lo que se vende en transporte aéreo), pero las empresas transportadoras son muy ajenas a la tecnología. En PinBus decidieron digitalizar esto y hoy tienen 3.500 rutas, cuatro unidades de negocio y más de 25 millones de dólares en ventas.

Para Sebastián Jaramillo, uno de sus fundadores, la decisión de recibir inversión de corporativos se dio porque otros mercados de inversión son muy jóvenes y no ofrecen los tickets que ellos necesitaban, y para ellos era necesario invertir mucho dinero para competir en un mercado que es tan fuerte y está tan establecido en cada región. “Nos dimos cuenta de que nos complementamos muy bien”, dice respecto a sus socios corporativos, con los que se han dado dinámicas de apalancamiento muy fuertes.

“El corporativo es muy diferente a otros fondos de inversión porque no le está apostando al próximo unicornio, le está apostando a una empresa que le pueda dar una serie de sinergias interesantes y que la inversión tenga sentido”, expresa.

 

GLASST

GLASST

Su consejo

Ten en cuenta que el inversionista no solamente va a poner plata, sino ciertas estructuras de su compañía a funcionar en pro de tu startup. Por eso, asegúrate de que todas las áreas, tanto de tu startup como de la compañía, sepan cuál es el objetivo de esa inversión y cuál es el rol de cada área en esta.

Esta startup, con presencia en siete países, se dedica a crear nuevos materiales de la mano de las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial. Es la primera compañía en el mundo en tener pinturas arquitectónicas removibles, y varios de sus productos están en proceso de patente. Desde 2017 están creando materiales sostenibles e inteligentes, y hoy tienen el apoyo de dos grandes corporativos, con quienes ha podido probar y distribuir sus desarrollos.

Juan Camilo Botero, CEO, cuenta que su emprendimiento, más que capital, estaba buscando apalancarse en sus inversionistas para crecer más rápido y generar escalabilidad en sus productos. Gracias a las empresas que han invertido en ellos, han podido testear en campo y con altos estándares de calidad productos que no han salido al mercado, fortalecer el tema de i+D y tener presencia en otros países.

“Uno solito remando es muy diferente que cuando tiene dos corporativos al lado ayudándole a mover el proyecto”, dice. En cuanto a las dificultades que ha encontrado, expresa que “la comunicación entre startup y corporativo no es fácil, es como hablar dos idiomas diferentes, pero uno se centra en esa línea delgadita que va hilando para que los dos mundos tengan una coherencia interesante”.

Te interesa: Así está el ecosistema inversionista en Medellín.

 

¿Y cómo se unen los emprendimientos y los corporativos en CVC?

Cuando las startups están haciendo rondas de inversión, se encuentran con que los posibles inversionistas, en este caso los Corporativos, tienen definidas las necesidades e intereses que serán la hoja de ruta para tomar la decisión. Este primer filtro es la tesis de inversión, que define claramente los sectores, geografías, momentos, etapas y hasta las formas de interactuar a la hora de establecer relaciones a través de Corporate Venture Capital. Estas, según David Osorio, CEO de Flink, permiten filtrar el 90% de las solicitudes y permite una mejor comunicación con los emprendedores, es fundamental para “decidir lo que sí y lo que definitivamente no”.

Parte del curso de CVC que desarrollamos desde Ruta N junto a Flink es acompañar a las empresas participantes en la definición de su tesis de inversión. Las grandes empresas están buscando innovar, abrir nuevas líneas de negocio, mejorar sus procesos o ser más sostenibles a través de la inversión en el ecosistema de startups de la ciudad.

Por las tres cohortes del curso han pasado 42 empresas, entre las que se cuentan Tuya, Haceb, Sofasa, Comfenalco, Grupo Éxito, Comfama, Pintuco, Universidad de Medellín, ISA, Fenalco, Tronex y Netux; que hacen parte de la comunidad de Corporate Venturing que acompañamos desde Ruta N y con la que formamos un ecosistema de acompañamiento para la implementación de proyectos y estrategias. Todas las empresas que forman esta comunidad han definido sus tesis con potenciales de inversión que, sumados, ascienden a los 538 millones de dólares.

Escrito por:

María Camila Bernal

Ingrese a Ruta N