La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Lean innovation

 

Conocida en español como ‘innovación esbelta’, se define, según James P. Womack, como “la generación de más valor para los clientes utilizando menos recursos”. Una práctica que se ha vuelto muy común en distintas compañías alrededor del mundo que permite minimizar las posibilidades de fracaso de un negocio, producto o proceso.

Para desarrollar este tipo de innovación se deben tener en cuenta cinco principios:

  • Identificar el valor para el cliente: definir el valor de la innovación siempre desde la perspectiva del cliente. Hay que preguntarse si el nuevo producto o servicio soluciona un problema o cumple con una necesidad.
  • Mapear la cadena de valor: identificar todos los pasos del proceso de creación de valor o del proceso de innovación y remover todas las actividades que no agreguen valor (eliminación del desperdicio). El análisis del flujo de valor está enfocado en el flujo del material y de la información del proceso de desarrollo de un nuevo producto/servicio.
  • Crear un flujo: los pasos del proceso de ensamble de la creación de valor deben estar ajustados en una secuencia, de tal manera que el valor fluya rápidamente a través del sistema.
  • Establecer el pull: el valor empieza a fluir y pasa a través del sistema de innovación a una tasa correspondiente a la demanda del cliente. Esta es la diferencia con la mayoría de sistemas, que son push, pues lanzan al mercado productos/servicios que el cliente no desea o no entiende su funcionalidad y valor. En tanto que con el sistema pull la gerencia de producto o gerencia de innovación identifica el próximo requerimiento más importante sobre el cual trabajar.
  • Buscar la perfección: repetir los cuatro pasos anteriores hasta remover todo el desperdicio en el sistema productivo o sistema de innovación / desarrollo de nuevos productos. La perfección es un estado que los profesionales persiguen pero nunca alcanzar realmente. Es importante señalar que este punto no se refiere a la perfección de la innovación o perfección del producto.

 

Ingrese a Ruta N