La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Distrito tecnológico

 

Tiene por objeto transformar a la ciudad en un referente de la economía del conocimiento e innovación, resolviendo algunas de sus problemáticas.

La nueva economía del conocimiento que llega con la innovación, es una economía del talento y por lo tanto urbana, que se centra en los entornos de la ciudad. Para implementarla se desarrolla un plan que implica una transformación física, una transformación, lógica, tecnológica, económica y social.

Dentro de la transformación física de la ciudad, debe implementarse un plan urbanístico, que cumple funciones no solo económicas sino sociales. El proceso consiste en ubicar un conjunto de agentes que pertenecen a una misma cadena de valor – desde empresas tractoras, institutos de investigación, centros tecnológicos, universidades, incubadoras y tejido empresarial – en un mismo lugar.

El propósito de un distrito tecnológico es que las ciudades salten del eje local o regional para ser la base de los negocios globales y su gran reto es que estos  espacios sean plataformas de la innovación que ayuden a conectarse con otros distritos y generando una economía mundial.

Un distrito tecnológico también tiene un eje social orientado al crecimiento inclusivo, en el que no solo hay un proceso de atracción de talento a este espacio, sino un proceso de creación y desarrollo de talento endógeno. En este sentido hay un trabajo fuerte con las escuelas de primaria y secundaria inscritas en el distrito, con el propósito de desarrollar un ADN específico de la economía del conocimiento que incluye la ciencia, la tecnología, el emprendimiento desde una perspectiva global.

 

Ingrese a Ruta N