La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Benchmarking

 

Este anglicismo viene de la palabra benchmark que en inglés significa punto de referencia. Es una metodología sistemática y continua que busca comparar y evaluar el desempeño de los procesos, productos o servicios de una organización con otras empresas reconocidas como representantes de las mejores prácticas, con el fin de determinar cuáles son las áreas en las que se necesitan corregir para cumplir con los requerimientos y las exigencias de los clientes. Las mejores empresas pueden ser competidores directos o aquellas  reconocidas por su superioridad en la realización de ciertas funciones que la empresa debe optimizar.

Con el benchmarking se busca aprender de otros y proponerse metas cuantitativas para identificarlos, estudiarlos y si es posible superarlos.

Esta metodología es una herramienta útil para recopilar información y lograr un conocimiento extenso sobre el mercado, las posibles actividades de la competencia, los requerimientos financieros para negociar, los avances de productos y servicios, y en general, para realizar una planificación estratégica realista.

Antes de iniciar un proceso de benchmarking, la empresa debe identificar un factor clave para su éxito y por lo menos dos aspectos en los que su desempeño no es el adecuado. Según la selección del factor, la empresa puede elegir entre varios tipos de benchmarking:

  • Benchmarking interno: en él se identifican los estándares de desarrollo interno en una organización. Las empresas pueden encontrar beneficios inmediatos cuando reconocen sus mejores prácticas internas y transfieren esa información a otras áreas de su compañía.
  • Benchmarking competitivo: en él se identifican productos, servicios y procesos de trabajo de los competidores o representantes de las mejores prácticas. Así se obtiene información específica sobre los resultados de los competidores, para compararlos con los de su empresa y aprender.
  • Benchmarking funcional: en este caso las empresas fuente de información no necesariamente son competidoras directas. Así se busca información de las mejores prácticas en cualquier tipo de organización que tenga alta reputación en el área en la que la empresa esté implementando el benchmarking.

 

Ingrese a Ruta N