La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

  • Inicio
  • Pionerasdev, por un mundo sin brechas de género en tecnología

PionerasDev, por un mundo sin brechas de género en tecnología

“Quibo pues parcera, entonces, ¿no pues que tenías grandes sueños de crear un impacto positivo en el mundo? ¿Qué más que crear el futuro y ayudar a reducir la brecha de género y la brecha étnica en tecnología?”. Liz Parody, una de las organizadoras de Pioneras Developers en Medellín, ha tenido que repetirse esta frase varias veces en el camino que está recorriendo para convertirse en desarrolladora.

Esta frase es, también, el espíritu de PionerasDev, una comunidad tecnológica autogestionada que se centra en mujeres para acortar la brecha que existe en el mundo de la tecnología, y que nació en Medellín a partir de un sueño de Marian Villa, su fundadora.

El sueño: cerrar la brecha de género en tecnología.
El reto: en Colombia, el promedio de mujeres graduadas en programas STEM en educación superior fue de 36.7% en de los últimos 17 años. Y en el mundo, el 57% de las ocupaciones profesionales corresponde a mujeres, pero sólo el 25% es en carreras relacionadas a la tecnología.

Y aunque las cifras de mujeres que participan en CT+i sigue creciendo, la brecha entre el acceso a estas oportunidades entre mujeres y hombres no disminuye. Esto es preocupante, teniendo en cuenta que estas áreas se asocian a mejores salarios, mejores condiciones laborales y oportunidades de empleabilidad.

Por eso, Marian co-fundó PionerasDev. En los años que llevan funcionando, se han dedicado a apoyar a niñas, jóvenes y mujeres (y a otras minorías) que apuestan por el desarrollo profesional en tecnología, para que perseveren en sus estudios profesionales y emprendimientos.

pioneras

Para Marian, el sueño siempre ha sido escalar la experiencia de Pioneras a toda Latinoamérica, y poder desarrollar todo el potencial que tiene esta comunidad. “Esto me apasiona, me encanta, tenemos casos de éxito y todo lo hemos hecho en tiempo libre. ¿Cómo sería si tuviéramos la estructura, el tiempo, los recursos y lo escaláramos? sería demasiado interesante el alcance que podemos tener”, cuenta. Y eso fue lo que aprendió a hacer luego de su participación en LIF.

LO MEJOR DE SU PASO POR LIF

“Pioneras era completamente non profit y beneficencia hasta que fuimos a LIF”, cuenta Marian. Este fue su mayor aprendizaje: entender que no hay nada malo en hacer esa transición al emprendimiento social para seguir impactando comunidades que lo necesitan y hacerlo de forma sostenible y escalable.

“Siempre pensé que si monetizaba Pioneras, de alguna manera era como perder el alma o enfocarme en algo que no era, que era aportar al mundo”, cuenta. Pero gracias a las mentorías que recibió en Londres para crear su modelo de negocio, empezó a entender que esas no son cosas opuestas y que ese sueño podría lograr la tracción suficiente para convertirse en un emprendimiento social completamente sostenible y de mucho valor.

Además, gracias a los aprendizajes y las conexiones que obtuvo gracias al programa, se animó a participar en un grant con IBM, ¡y ganó! Ahora, tiene el dinero y la plataforma que necesita para desarrollar el potencial que tiene PionerasDev de tener impacto en toda Latinoamérica.

 

Ingrese a Ruta N