La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Rosario Casas: “ser nerd vale la pena”

21 de Febrero de 2020 en Cuestionario CT+i, Personajes

Rosario Casas: “ser nerd vale la pena”

Rosario B. Casas no tiene miedo de aceptar que es muy exigente, casi obsesiva, cuando de temas académicos y profesionales se trata. Su forma de hablar lo confirma: buscar soluciones reales, generar cambio, hacer que las cosas pasen, siempre estar en modo aprendizaje y enfocarse alcanzar los sueños son ideas que repite con frecuencia, y que definen lo que es. ¿Y cómo logra la motivación para hacer esto todos los días? Siguiendo uno de sus principios, que compartió en una Charla TED en Bogotá: “que aquellos que te rodean sean mejores que tú en algo: así me he mantenido retada, buscando personas talentosas y con un nivel de autoexigencia enorme”.

Así ha sido desde niña, desde que amaba estudiar hasta en vacaciones y quería ser presidente -primero en su colegio, luego en el país-. Creció rodeada de mujeres a las que siempre admiró y que la animaban a dar lo mejor de sí, y por eso decidió enfocar su carrera profesional (que inició como politóloga) en la tecnología, sin perder el objetivo diario de generar cambio y de animar a otras mujeres a que, como ella, se conviertan en ejemplo en entornos en los que hay tan poca representación femenina, como es el de la Ciencia, la Tecnología y la innovación.

Escucha el capítulo de Podcast a la N dedicado a las mujeres en la ciencia.

Hoy, Rosario es defensora y promueve la presencia de mujeres en el mundo de la tecnología, es experta en computación espacial y desarrolladora. Ha desarrollado estas habilidades y su liderazgo al ser co fundadora de VR Américas y de Business Creative Partners, y co creadora de Four Dimensional Quotient. Además, fue nombrada por Ford Motor como una de las cinco ‘Mujeres legendarias 2020’ y es mentora en Rutgers University, WE NYC y Tandon School of Engineering en NYU, entre otras.

Recientemente estuvo en Ruta N asesorando algunas iniciativas de emprendimiento social y compartiendo la metodología y filosofía de #IAmRemarkable con las comunidades de mujeres TIC de la ciudad. Hablamos con ella inspirados por su idea de cómo usar la tecnología para evitar -y solucionar- problemas, y por la apuesta que ha hecho en su trabajo por animar a cada vez más niñas a que se interesen en el mundo de la CT+i. Esto nos contó:

¿Cómo te imaginas la ciudad ideal?
Humana, para humanos

¿Cuál es el rasgo más importante de una persona innovadora?
Ser capaz de reinventarse y de exigirse a sí mismo lo mismo que el exige al entorno.

¿Cuál es el error más común que se comete en innovación?
Creer que uno ya sabe.

¿A qué científico o colega admiras?
¡Uy, a muchos! Admiro mucho a la gente que ha tenido menos oportunidades y hace más que yo, que de esos hay muchos. Gente en Medellín que admiro mucho por las cosas que hace, porque piensa en inclusión... se me ocurren Daniel Cuartas y el equipo de Son Batá, que estoy fascinada con lo que ellos son, su dedicación, su compromiso.

¿Cuál es el concepto o habilidad más reciente que aprendiste?
Visitando recientemente San Javier [en Medellín] aprendí de resiliencia real y práctica, de posibilidad de impactar en cambio. Todos los días trato de aprender algo.

¿Cuál es la última investigación en la que participaste?
Estamos todos los días trabajando en el tema de computación espacial y la capacidad de sumar realidades inmersivas con analítica avanzada para generar conocimiento para las empresas. Ese es mi día a día y durará por mucho rato.

¿Cuál consideras que es la tecnología que está moldeando el futuro?
Es difícil predecirlo, pero yo creo que todo aquello que nos permita articular la generación de conocimiento humano con la posibilidad es escalar soluciones reales para el planeta es donde realmente veo una diferencia. No en la tecnología más sofisticada sino la que sea accesible para realmente solucionar problemas humanos.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Ay, ¡que todos los días aprendo! ¡Me divierto mucho!

¿Cuál ha sido tu mayor logro?
Todos los días reinventarme. Yo no estudié nada técnico y cuando, de vez en cuando, alguien que del mundo real tecnológico me postea, me etiqueta mostrándome algo en tecnología como si yo fuera una ingeniera, yo creo que es uno de mis grandes logros. Y ser role model para algunas niñas que a veces me escriben, programadoras jóvenes, eso me conmueve

¿De qué te arrepientes?
De haber sido tímida al inicio de mi carrera profesional y no haberme arriesgado a entender el mundo del emprendimiento, y posiblemente de no haber explorar el mundo de la ingeniería más joven, porque ya no seré nunca la ingeniera que he descubierto que me hubiera gustado ser. Tal vez habría hecho al tiempo las cosas, porque me fascina haber estudiado Ciencia Política, pero es que hay habilidades que, si no las practicas desde joven, va a ser más difícil ser tan bueno como uno quisiera ser.

¿Qué palabras o frases utilizas con demasiada frecuencia?
Disciplina, método... y una cosa que todos los días recuerdo que me decía mi coach que es "no somos perfectos, pero somos perfectibles". Todos los días podemos trabajar por ser mejores.

¿Qué es lo que más te gusta del mundo? ¿y lo que menos?
Lo que más me gusta es que estamos en un momento fascinante porque la tecnología converge con el potencial de solucionar cosas reales para mucha gente. Lo que menos me gusta es la dificultad que hay para que muchos de los decisores, de los que tienen los recursos grandes en el mundo, entiendan esa posibilidad y pongan ahí su dinero.

¿Cuál es tu característica más relevante?
Que soy obsesiva, persistente, intensa.

¿Cuál es tu lema?
Ser nerd vale la pena

¿Qué habilidad o talento te gustaría poseer?
Me gustaría ser mucho mejor desarrolladora. Yo me gozo mucho el tiempo en el que estoy programando, pero no tengo tantos años de programación como para poder liderar una dinámica de programación sola. Eso me fascinaría, si hubiera una interfaz computador-mente y pudiera conectarme para aprender a hacer eso, lo haría.

¿Cuál es tu actividad favorita?
Agregar valor, ayudar a que las cosas pasen. El trabajo que hago diariamente me entusiasma profundamente, me divierto haciéndolo. Más que una actividad, es este proceso de estar construyendo una industria nueva en el mundo que tiene un potencial enorme para resolver problemas muy serios. Y de alguna manera mi razón para levantarme todas las mañanas es saber que no podemos seguir como especie humana encontrando formas para reemplazar humanos por máquinas, lo que tenemos que hacer es aprovechar la tecnología justamente para generar colaboración humano-máquina que permita que quienes no tienen acceso a oportunidades, puedan tenerlo y aportar desde ahí.

 

Escrito por:

María Camila Bernal

Ingrese a Ruta N