La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Buscamos soluciones para volver a la calle (de manera segura)

3 de Abril de 2020 en Oportunidades

Buscamos soluciones para volver a la calle (de manera segura)

La rápida tasa de contagio del COVID-19 hace que la manera más eficiente de controlarlo sea a través del distanciamiento social. Muchos países han decretado medidas de aislamiento, entre ellos Colombia, que si bien han contribuido significativamente en aplanar la curva del virus, han traído consigo efectos en las poblaciones más vulnerables que se ganan la vida en economías informales y en la salud mental, física y emocional de quienes nos hemos visto confinados en nuestros hogares.

La economía del mundo no podrá sostener la estrategia del distanciamiento físico -tal y como está concebido hoy- en el largo plazo, y nos hace preguntarnos ¿cómo podemos crear soluciones que no pongan en riesgo de empobrecimiento masivo a las personas más vulnerables? ¿cómo aprendemos a convivir con las medidas para protegernos y a la vez reactivar la economía?

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- está buscando soluciones que nos protejan en esta contingencia y que al mismo tiempo nos permitan volver a hacer uso del espacio público.

Con su reto Cascos de la vida, el PNUD tiene como objetivo generar conexiones entre equipos multidisciplinarios con diferentes maneras de pensar y hacer, pero unidas bajo un propósito común, así como crear o acceder a un diseño de producto que permita la producción masiva, descentralizada y abierta.

El producto puede estar dirigido a cualquiera de los siguientes usuarios:


Ciudadanía

Soluciones que permitan a los ciudadanos salir a la calle y poder interactuar con otras personas sin riesgo de contaminación. El objetivo está en ayudarnos a proteger a una persona no contagiada de otra que sí lo esté, siendo un estornudo próximo el riesgo más inminente, así como proteger a una persona no contagiada de tocar con sus manos alguna superficie infectada que termine por acercarse a sus propios labios, nariz u ojos.

Personal Médico

El personal médico es quien más está expuesto al virus y a quienes más debemos proteger. Son ellos quienes están cuidando al alto número de pacientes que están necesitando ayuda debido al virus y los pacientes regulares. El número de horas de trabajo y la necesidad de tener una visión clara hacen que la protección deba ser cómoda y permita visibilidad perfecta.

Pacientes

Las pacientes en las clínicas están teniendo dos grandes riesgos en la crisis del coronavirus. Para los que no están infectados, el riesgo de contagio se aumenta cuando el sistema de salud empiece a verse saturado y haya muchos contagiados en el espacio.

A quienes ya están contagiados, se busca una solución que ayuda a suplir la baja cantidad de respiradores a través de diseños de nuevas caretas y respiradores.

Te puede interesar: en Medellín se están desarrollando tres prototipos de respiradores que ayudarán a tratar pacientes del covid 19


¿Cuáles son los requisitos para participar?

  1. El material y la tecnología deben estar disponibles en Colombia.
  2. La propuesta debe respetar la propiedad intelectual, así como la fuente de procedencia. De esta manera, los equipos pueden presentar un producto que hayan desarrollado previamente, teniendo en cuenta que en caso de ser seleccionadas serán tratadas como abiertas (open-source, Creative Commons Colombia, que facilite su reproducción sin retribución económica adicional, con solo la atribución de autoría). En caso que las soluciones provengan de conocimiento abierto previo (open source) o que las modificaciones hechas en la propuesta sean poco considerables, el producto no será considerado para premiación. Los diseños seleccionados serán compartidos para su producción abierta sin derecho a retribución económica.
  3. El recurso económico deberá ser utilizado para la materialización y mejora del producto propuesto.
  4. Es necesario la formación de un equipo multidisciplinario mínimo de dos personas. Recomendamos que vincule mínimo a un/a estudiante o profesional de la salud, así como uno/a de ingeniería.

Las soluciones seleccionadas recibirán entre 5.000 y 15.000 dólares para su desarrollo.

Puedes consultar más información acerca de Cascos por la vida aquí y completar el formulario de aplicación aquí hasta el próximo miércoles, 8 de abril.

Escrito por:

Camila Aristizábal

Ingrese a Ruta N