La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Propiedad industrial

1 de Marzo de 2021 en Opinión

Propiedad industrial

Por Javier Darío Fernández, director ejecutivo de Ruta N

Medellín viene dando pasos decisivos para convertirse en el sitio en que sea natural ver el emprendimiento y la innovación al servicio ciudadano. Es decir, donde surjan nuevos productos y servicios que puedan solucionar retos de barrio, de comuna, y, por qué no, nacionales e incluso globales.

El ejercicio de crear pasa por un asunto primordial: la Propiedad Industrial y el Derecho de Autor. Parecen algo lejano, pero son herramientas que permiten a los emprendedores, inventores y creadores, proteger eso que con esfuerzo han generado.

En nuestro país, quien salvaguarda los bienes de propiedad industrial es la Superintendencia de Industria y Comercio, a través de las patentes, registro de marcas y diseños industriales. Y si estamos hablando de la publicidad y observancia de los derechos que recaen sobre las obras, la Dirección Nacional de Derecho de Autor es la que entra en escena.

Contar con este tipo de protección es solo una vía de las que puede tomar un emprendimiento y no es obligatoria. Es más, seguro no es para todos, ni se espera que así lo sea, pero sí se debe entender que esta posibilidad existe, que Colombia cuenta con una estructura legal para proteger las innovaciones de este tipo.

También sabemos que se trata de un tema al que es difícil aproximarse, sobre el que muchas personas, emprendimientos, e incluso empresas consolidadas, necesitan solucionar dudas. Por esta razón, desde 2015, Medellín cuenta con el Centro de Apoyo a la Tecnología y la Innovación (CATI) en Ruta N, que presta orientación especializada, sin costo, en temas de marcas, diseños y patentes.

Nuestra ciudad se irá transformando en un lugar donde se respire innovación con impacto ciudadano. Y en este camino vale la pena trabajar juntos para proteger lo creado.

Este texto fue publicado originalmente en la edición del 1 de marzo del diario ADN.

Escrito por:

Javier Fernández

Ingrese a Ruta N