La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

En el estadio, un dron ayuda a que el balón ruede mejor

12 de Agosto de 2019 en Industria 4.0, Ciudad, Negocios

En el estadio, un dron ayuda a que el balón ruede mejor

Hasta el fútbol puede hacerle frente al cambio climático. Por eso en Medellín, hace cinco meses, fertilizar la grama del estadio dejó de gastar más de 30.000 litros de agua y 12 litros de fertilizante, para pasar a utilizar 100 litros de agua y dos de fertilizante haciendo el mismo proceso.

¿Cómo lo lograron? Aprovechando las nuevas tecnologías para hacer más eficientes los viejos procesos. Juan Diego Sánchez, director técnico de Zonas Verdes de Antioquia -empresa encargada del mantenimiento de la gramilla del estadio-, cuenta que en algunos viajes de reconocimiento al exterior, y estudiando los avances que se estaban haciendo en otros sectores, supo que podía hacer su trabajo de una manera más responsable con el medioambiente.

“A nosotros nos contratan para tener las canchas buenas y bonitas”, dice. “Buenas para los futbolistas, que necesitan que el balón ruede bien, a una velocidad constante, y bonitas para el público”. Pero para mantenerlas así es necesario fertilizarlas, podarlas y mantenerlas libres de plagas.

Por eso, Juan Diego decidió unirse a empresarios jóvenes de Medellín, para que estos procesos fueran mejores. Así, empezó a trabajar con Afro Fly, una empresa que utiliza drones para el sector agrícola, y por primera vez en Colombia lo está aplicando a escenarios deportivos. Alejandro Obando, director comercial de la empresa, cuenta que este “es un sistema avanzado para tener un cultivo mucho más sano, evitando pérdida de recursos y riesgos para la salud, pues la mayoría de agroinsumos son perjudiciales”.

Además del dron, Zonas Verdes está utilizando también lámparas de luz ultra violeta para evitar las plagas sin tener que usar pesticidas químicos, y máquinas 100% eléctricas para cortar la gramilla. Todo esto, además de ahorrar en recursos y reducir los daños ambientales, hace que el mantenimiento de la cancha tenga resultados mucho mejores.

Con el Atanasio Girardot como ‘prueba piloto’, la empresa de mantenimiento empezará, a partir de noviembre, a aplicar estas mejoras en el mantenimiento de las canchas de otros diez estadios del país, contribuyendo a disminuir el impacto negativo que tiene esta práctica sobre el planeta.

Escrito por:

Diego Pérez y María Camila Bernal

Ingrese a Ruta N