La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

  • Inicio
  • Noticias
  • Mundo
  • La Corte que resuelve problemas dentro de los emprendimientos creativos y culturales

La Corte que resuelve problemas dentro de los emprendimientos creativos y culturales

6 de Junio de 2019 en Mundo, Oportunidades

La Corte que resuelve problemas dentro de los emprendimientos creativos y culturales

El sector creativo y cultural en Colombia gana cada vez más espacio y reconocimiento como dinamizador de la economía. Hace algunos años era difícil escuchar términos como “Economía de la cultura” o pensar que hay una apuesta para fortalecer este rubro desde el PIB del país.

¿Qué ha cambiado? Para Jesús Prieto de Pedro, jurista español especializado en Derechos de la Cultura, esto ha sucedido, en parte, a que los países se han comenzado a dar cuenta de que la cultura es importante, entre muchas cosas y valga la redundancia, para la economía.

En distintos países, como en España, unir conceptos como ‘empresas’ y ‘cultura’ es de vieja data. Sin embargo, en Colombia esta es una ola que apenas comienza. Para Patricia Gabeiras, Doctora en Derechos de la Cultura, nuestro país ha comenzado a dar pasos, pequeños y temerosos, pero que pueden ser determinantes para el futuro de las industrias creativas y culturales.

En Medellín ya hay apuestas como ELPAUER o el Distrito Creativo del Perpetuo Socorro, que están trabajando en la integración de las industrias creativas a todos los diferentes actores económicos y sociales de la comunidad.

Gracias a esta activación en la ciudad, la Corte Iberoamericana de Arbitraje y Mediación de las Industrias Creativas (CIAMIC) presentó su proyecto a varios emprendedores creativos de la ciudad.

 

Una Corte para los creativos

Jesús Prieto, fundador y uno de los árbitros de la Corte, cuenta que esta es una iniciativa privada para solucionar los conflictos internos que puede haber dentro de los empresas del área cultural y creativa. Esto con el fin de evitar procesos desgastantes, que quitan tiempo a los emprendedores y muchas veces termina en malos relacionamientos internos.

Los participantes, al hacer parte de la Corte, tendrán la asistencia de un mediador, con quien tendrán reuniones para poder llegar a un veredicto que beneficie a todos los implicados. Cabe aclarar que las decisiones de los mediadores están sustentadas en un estatuto y en un régimen jurídico, esto con tal de darle total validez a los argumentos allí presentados.

Entre los más de 20 ‘árbitros’ de diferentes partes del mundo, está el colombiano Octavio Arbeláez, director de Circulart y fundador del Festival de Teatro de Manizales.

Tener este tipo de alternativas dentro de las industrias creativas y artísticas suma al objetivo de tener un sector consolidado y puede ayudar a marcar la diferencia porque al hablar de cultura, que se supone tiene como fin entablar relaciones, comunicar y favorecer el diálogo entre dispares, los problemas internos deberían resolverse de la misma manera.

Escrito por:

Diego Pérez

Ingrese a Ruta N