La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

¿Llegar a la luna?

30 de Mayo de 2019 en Ciudad, Tendencias

¿Llegar a la luna?

Llegar a la luna. Esa fue la misión que se pusieron Estados Unidos y Rusia, en lo que resultó siendo la cara más amable de la Guerra Fría. Llegar a la luna, y llegar antes que el otro. Era la frontera no explorada, y lograrlo suponía poner a toda una nación (o dos) a soñarlo para hacerlo realidad.

Finalmente los norteamericanos ganaron la carrera, y el 21 de julio de 1969, a las 2 y 56 de la mañana tiempo universal coordinado (UTC) y seis horas después de haber alunizado, Neil Armstrong fue el primer ser humano en pisar la superficie lunar. Sin viento que las borre u otros caminantes que les pasen por encima, las huellas de Armstrong y su compañero, Buzz Aldrin, siguen intactas, 50 años después, en el lado oscuro de la luna.

via GIPHY

Esto no habría sido posible sin capturar la imaginación de millones de personas para que sintieran como suya la misión y aportaran desde sus diferentes conocimientos y habilidades. Por eso, el alunizaje es el ejemplo arquetípico de las Políticas Orientadas por Misiones, y del inmenso poder que tenemos los humanos cuando trabajamos hacia un objetivo en común.

El internet y sectores como la biotecnología y nanotecnología también son resultado de Políticas Orientadas por Misiones, definidas como políticas públicas sistémicas que se alimentan de conocimiento de frontera para alcanzar metas específicas, o, en otras palabras, ciencia al servicio de los grandes problemas.

“Anteriormente, estas políticas se enfocaban en misiones tecnológicas, como poner a un hombre en la luna, desarrollar energías alternativas o, en el peor de los casos, crear armas nucleares. Hoy hablamos de misiones que tienen que ver directamente con los grandes retos de nuestros tiempos, como el cambio climático, el envejecimiento de la población, el crecimiento urbano o la calidad del aire”, explica Caetano Pena, profesor de la Universidad Federal de Rio de Janeiro y consultor en políticas de innovación.

Y es que, ejecutadas a escalas significativas, estas políticas tienen el potencial de impulsar la economía, generar innovación, resolver grandes retos de la sociedad y preparar el camino para seguir creciendo en el futuro.

Una misión para Medellín

Medellín decidió actualizar su Plan CTi, aprobado en 2012 y cuya vigencia termina en 2021. Allí se planteaban iniciativas, programas y proyectos dentro de políticas de innovación tanto sectorial (se priorizaron salud, TIC y energía) como de un ecosistema por diseño, en el que debíamos garantizar el talento, capital, redes e infraestructura necesaria para que se dé la innovación. 


Ese Plan CTi, reglamentado en el Acuerdo 024 de 2012, ha sido la guía de diversos actores que hoy componen nuestro ecosistema de innovación, y a dos años de que finalice su vigencia, desde Ruta N ya estamos pensando en lo que debemos hacer durante los próximos 10 años para que Medellín prospere desde lo que mejor conocemos: la Ciencia, la Tecnología y la innovación.

Ahora, más que pensar en sectores o en capacidades, queremos volcar todo el conocimiento que hemos cultivado en los últimos ocho años hacia las problemáticas más urgentes de la ciudad como la educación para el empleo, la seguridad y la sostenibilidad.

“Con las políticas de innovación nos hemos ido articulando para tener muchos beneficios económicos, pero ahora el chiste es: ya que generamos todas estas capacidades, vamos a usarlas para tener unas misiones bien ambiciosas y que estén todavía más centradas en cuáles son las necesidades que tiene la gente”, explica José Miguel Natera, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana de México. 

Los próximos pasos

Ahora que tenemos la metodología - Políticas orientadas por Misiones - y hemos identificado, con la ayuda de múltiples actores de la sociedad, tres problemáticas como foco para el nuevo Plan CTi - educación para el empleo, seguridad y sostenibilidad -, lo que sigue es empezar a definir nuestras caminatas en la luna, o, en otras palabras, nuestras misiones.

 

Consejos de los expertos para Medellín

 

 

Escrito por:

Camila Aristizábal

Ingrese a Ruta N