La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

El Internet de las Cosas no deja que te vares

31 de Enero de 2019 en Industria 4.0, Ciudad, Casos de éxito

El Internet de las Cosas no deja que te vares

El motor de un carro se puede recalentar y dejar de funcionar en solo tres minutos. Arreglar un motor desgastado de uno de los buses del Metro de Medellín puede llegar a valer 20.000 dólares.

Gracias al Internet de las Cosas y a un equipo profesional en servicios de mantenimiento de vehículos ,estos daños, que cuestan bastante dinero y quitan tiempo, ya se están evitando antes de que pasen. El proyecto nació en el corazón de Equitel, una empresa dedicada al mantenimiento y a la logística de distintos tipos de vehículos.

“Partimos de la necesidad de entender el funcionamiento de las máquinas y aprovechar la tecnología para prevenir posibles daños en vez de estar pensando en solucionarlos” comenta Jorge Cardona, Gerente general de LAP Technologies, un pequeño hijo de Equitel que nació hace algo más de tres años.

El proceso, a simple vista, parece muy sencillo: los motores a gas o diesel tienen lo que se conoce como un computador abordo, que son los sensores que permiten almacenar una serie de datos sobre el funcionamiento del vehículo.

LAP Technologies conectó, a través de un puerto remoto, un módulo de comunicación que permite a un equipo técnico recibir data con la que se hace analítica en tiempo real. La plataforma Ártimo se encarga de analizar y generar diagnósticos sobre el estado del motor.

Cuando se detecta una anomalía o una tendencia a un daño mayor, genera una alerta a un operador en el Centro de Gestión. Ese operador es un técnico certificado que se encarga de activar un plan de reacción.

LAP3
“Esto deja de ser un servicio tradicional del tipo ‘Me varé, necesito que me ayuden’ y se convierte en un servicio proactivo que permite tratar, preventivamente, un incidente que en un futuro podría ser una falla catastrófica.”

La diferencia de esta pequeña fábrica de técnicos virtuales es que no reparan sino que diagnostican y generan un plan para que la máquina pueda ser atendida a tiempo y, de esta manera, no afectar los procesos y tiempos estipulados de la empresa.

Si un bus se vara esto implica pérdida de tiempo no solo para los usuarios sino también de recursos para la empresa que ofrece el servicio, pues significa alterar su funcionamiento. “Un servicio de transporte es bueno cuando el ciudadano o usuario no se da cuenta de nada. Su única percepción debe ser que el sistema opere”.

Hoy, LAP Technologies cuenta con más de 100 clientes, entre distribuidores, mineras, flotas de buses y transportes de carga, con los que tiene en su operación cerca de 2.000 unidades conectadas con Internet de las Cosas a un módulo de mantenimiento.

El caso Metro

Cuando LAP technologies empezó a trabajar de la mano del Metro, la disponibilidad promedio de buses en las calles prestando servicio era de un 60%, ya que al ser motores de gas muy nuevos en el país solía presentar fallas. Ahora, con la tecnología, hay el 98% de los buses están circulando.

Gracias a este enfoque preventivo, en el que la Inteligencia Artificial  alerta sobre posibles fallas antes de que sucedan, el sistema de transporte público de Medellín triplicó su capacidad, al pasar de transportar 11 a 32 millones de pasajeros al año.Además, los buses de respaldo - los que estaban parqueados esperando a que alguno se varara- se convirtieron en buses de operación.

Escrito por:

Diego Pérez

Ingrese a Ruta N