La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Innovación y pasión: el secreto de Kauel

4 de Junio de 2013

Revisar

Innovación y pasión: el secreto de Kauel

Kauel es una compañía que se dedica al desarrollo de imágenes y metodologías 3D. Pero, antes que eso, Kauel es un proyecto de amigos, una suma de complicidades, un lugar en el que se realizan las cosas que apasionan a los que allí trabajan. “Ese es el secreto”, afirma Edmundo Casas, gerente de esta empresa chilena, invitada del mes de mayo a la Cátedra de Innovación Empresarial de la Universidad Eafit.

“Lo que nos propusimos desde un principio fue desarrollar tecnología que a nosotros nos gustara hacer”, cuenta Edmundo, ingeniero electrónico de la Universidad Federico Santa María, que junto a su amigo y colega Cristian Romero creó Kauel, una empresa de ingeniería que elabora soluciones en el ámbito de la electrónica de interacción y visualización en tres dimensiones.

Y en ese hacer lo que les apasiona, buscaron la manera de aportarle a la sociedad desde el desarrollo científico tecnológico. Es por eso que han creado novedosos inventos como el Holovisor 3D, un sistema de proyección holográfica sobre una pirámide de cristal que presenta en su interior objetos en tres dimensiones, y que en Chile, por ejemplo, le ha dado vida a una nueva forma en la que los ciudadanos interactúan en los museos.

 “Nos consideramos innovadores porque cambiamos por comportamientos de los mercados a partir de las cosas que creamos”, enfatiza Casas, que lideró el desarrollo de otro de los productos innovadores que ha surgido desde Kauel: la K-Console, una pulsera que en algunos medios internacionales fue reseñada como “la Kinect de Xbox, pero a tan solo 60 dólares”.

Lo novedoso de este dispositivo fue que logró darle un valor agregado a un software, que pudo venderse simplemente en un dvd, pero que tomó la forma de pulsera para brindar una nueva experiencia a los usuarios. “La pulsera está pensada para un mercado mucho más masivo, transformando las computadoras en un medio interactivo, que es muy distinto a la forma cómo se presenta la consola de Microsoft y la de Sony”, asevera Casas.

Este ingeniero está convencido de que las necesidades se generan. Dice, citando a Steve Jobs, que los clientes no saben lo que quieren, pero si se les muestra algo que es grato ellos se van a apasionar y les va a gustar. “En Kauel siempre nos hemos inspirado en la frase de Henry Ford, que dijo que si él le hubiera preguntado a sus clientes sobre lo que querían, ellos simplemente hubieran dicho que querían caballos más rápidos, y no un automóvil de cuatro ruedas”, agrega.

Pero innovar no es fácil. Por lo menos así lo considera Casas, para quien las innovaciones deben ser disruptivas, es decir, que generen cambios bruscos.  “Es muy complejo porque implica modificar los comportamientos de mercado. Si innovar fuera fácil pues simplemente estaríamos llenos de innovaciones, y vemos que no es así”.

Según Edmundo, que ha trabajado en Medellín en proyectos para Eafit y EPM, como el Museo del Agua, en algunos casos se llega a confundir innovación con creatividad: “Verte más asociado a levantar ideas o temas relacionados con creatividad es más sencillo, porque no tienes que actuar sino que tienes que pensar. En la innovación debes pensar y actuar”.

Para Casas, es muy positivo que Medellín esté escuchando lo que otros países tienen para enseñarle en temas de innovación empresarial. “Creo fundamental el hecho de compartir conocimiento y experiencia, que en el fondo hace crecer y generar muchas instancias positivas. Al final, en la medida en la que todos los grupos se conocen, participan y comparten experiencia, van evolucionando y se generan avances”.

Escrito por:

Ingrese a Ruta N