La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

Ingeniería a la N avanza en su desarrollo

24 de Julio de 2014 en noticias inicio

Ingeniería a la N avanza en su desarrollo

Foto: Róbinson Aguirre

 

Tras identificar una necesidad y conocer las diferentes soluciones que para ella existían en el mundo, los participantes de Ingeniería a la N finalizaron la fase III de este proceso, donde compartieron y aprendieron en compañía de los investigadores del Grupo de Materiales de Ingeniería de la Universidad Eafit.


“En esta fase conversamos sobre la importancia de la creatividad a la hora de diseñar nuevos materiales, y de estudiar los ya existentes. Visitamos un lugar muy especial,  la Materioteca, donde los jóvenes pudieron ver y tocar materiales de última generación”, cuenta Alejandra Vidal, coordinadora del programa Ingeniería a la N.


Para despertar la creatividad en los jóvenes, durante los talleres se realizaron actividades como el dibujo, y a través de un trabajo colectivo, se realizó una lluvia de ideas para seleccionar los proyectos en los que trabajarán.


“Sin creatividad no se podría pensar en la ingeniería, ya que no habría innovación para dar solución a las problemáticas o los desafíos que se le presenta al ser humano en su día a día. La creatividad será entonces esa diversidad de miradas a partir de ideas, patrones, experiencias o estímulos para proponer una serie de posibles soluciones y no quedarse con las ya existentes”, menciona María Andrea González Gutiérrez, tallerista del programa.


En la siguiente etapa de este proceso los jóvenes comenzarán a diseñar, en detalle, un total de 20 proyectos seleccionados, entre los que se encuentran ideas como:


- Diseño de bicicletas que generen energía para los hogares.

- Fabricación de insumos para la construcción a partir de plástico reciclado.

- Estrategias para incentivar la cultura bici con zonas refrescantes y aire acondicionado, que funcione con fuentes de energía sostenible.

- Lámparas que se desplazan, para personas en zonas rurales.

La fase III, según María Andrea, fue decisiva en la consecución de estos proyectos, y permitió “aterrizar” las ideas sugeridas. Además, logró romper paradigmas, lo que se vio reflejado en propuestas más creativas e innovadoras.

“La principal conclusión del proceso realizado hasta el momento, creo que es el hecho de proponerle a los participantes que sean personas activas en su comunidad. Que sean ellos, desde su misma experiencia, quienes identifiquen las problemáticas de su entorno, pero que a su vez propongan, indaguen y generen propuestas que brinden soluciones y sean agentes activos con sentido de pertenencia por su ciudad”, concluye la facilitadora.


Escrito por:

Carolina Angel Toro

Ingrese a Ruta N