La Corporación Ruta N desea informarle que esta web utiliza cookies con el fin de ofrecerle una experiencia de navegación adaptada a sus necesidades y optimizar su rendimiento

En el Gobierno 2.0, los datos son los que mandan

9 de Agosto de 2016 en noticias inicio

En el Gobierno 2.0, los datos son los que mandan

Si hace unos años el Internet de las Cosas (IoT) era todo de lo que se hablaba en la industria tecnológica, hoy la tendencia es hablar de datos, o Big Data, que es como se le ha denominado a esa gran masa de información que a cada segundo se genera y que, según el análisis y el uso que se le dé, es una herramienta poderosa para la toma de decisiones políticas, económicas y sociales.

Se calcula que un humano genera cerca de 1.100 terabytes de datos en toda su vida. Si en 2009 la cantidad de datos generada en el mundo era de 0,8 zetabytes, para 2020 se estima que la cifra será de 35,2 zetabytes (un zetabyte equivale a mil millones de terabytes). Los datos, como el oro, son inmensamente valiosos y deben ser minados y procesados para que sean de utilidad a gobiernos y empresas en su generación de valor.

Elín Martínez, gerente de Huawei para Latinoamérica, estuvo en Medellín durante la rueda de negocios Tecnnova y habló sobre cómo los diferentes gobiernos han implementado una estrategia de Big Data para solucionar diferentes macrorretos, como movilidad y seguridad, en sus países.

En México, país de origen de Martínez, todas las agencias de viaje deben informar al ente encargado del recaudo de impuestos cuando cualquier ciudadano compre un tiquete de avión. Esta información entra a un esquema de datos cruzados, que sumada a la información sobre la declaración de renta y demás bases de datos oficiales, le permite al Estado tener un mayor control en el recaudo de impuestos.

“Digamos que tú reportas en tu declaración mensual que ganas 1.000 pesos. Pagas el 30% de impuestos y te quedan 700, pero de esos reportaste que te gastaste 600, o sea que te quedan 100 pesos. Si luego una agencia de viajes informa que te gastaste 300, entonces la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que se encarga de los impuestos, va a preguntar: ¿de dónde sacaste los otros 200?”.

Sin ahondar en detalles, el directivo de Huawei mencionó que el gobierno colombiano está buscando implementar soluciones de registro cruzado similares con los que, a partir de la información que tenga de la Registraduría Nacional, la policía y otros entes de control, haría un monitoreo integral de los diferentes actores del posacuerdo.

Pero los gobiernos no son los únicos que se pueden ver beneficiados con la implementación de una estrategia de Big Data. El sector financiero, por ejemplo, utiliza su “conocimiento del cliente”, o en otras palabras la gran cantidad de datos que cada uno de nosotros genera cada que hace una compra, transacción o movimiento, para hacer estrategias de data mining (análisis de datos) en alianza con el sector comercio.

Sea en el ámbito público o privado, el análisis de datos o Big Data es una herramienta poderosa que permite tomar decisiones más eficientes a través de una gran variedad de bases de datos y la implementación de modelos matemáticos. La otra cara de la moneda es, por supuesto, el costo que la recolección de esta información tiene sobre los que la generamos con cada post en redes sociales, cada foto tomada con nuestro dispositivo móvil o cada tiquete de avión que compramos: la renuncia a la privacidad.

Escrito por:

camilaarist

Ingrese a Ruta N